NATURALEZA DESDE SIGÜENZA

Una visión de la naturaleza de Sigüenza y su comarca por Javier Munilla

miércoles, 15 de noviembre de 2017

CONCURSO FOTOGRÁFICO JORNADAS MICOLÓGICAS DE SIGÜENZA


Como ya os comenté en la anterior entrada del blog sobre las jornadas micológicas de Sigüenza, el ayuntamiento de Sigüenza ha organizado un concurso fotográfico cuyo tema principal es El Otoño en Guadalajara.


ANIMAROS A PARTICIPAR Y MUCHA SUERTE



BASES DE LA PROMOCIÓN.


1.- DESCRIPCIÓN DEL CONCURSO
    
#elotoñosabebien es un concurso de fotografía para todas las personas que quieran participar enviando online una fotografía de temática otoñal a través del Facebook oficial del Ayuntamiento de Sigüenza.

2.- PARTICIPANTES

Pueden participar en el concurso todas las personas físicas mayores de 18 años con          residencia en España que sean seguidores del perfil de Facebook del Ayuntamiento de            Sigüenza y que tengan un perfil de usuario real en Facebook.

No pueden participar en el concurso los familiares directos de los miembros del jurado, ni las personas que a cualquier título hayan participado de la presente promoción.

3.- MECÁNICA DEL CONCURSO

Para poder participar en el concurso los usuarios interesados deberán acceder a la página de Facebook del Ayuntamiento de Sigüenza, @AytoSiguenza, y hacerse seguidor. De este modo accederán a la pestaña del concurso #elotoñosabebien.
Por el contrario, en caso de que el usuario no sea seguidor se le indicara que previamente, debe hacer clic en el botón "Me gusta". Después de convertirse en seguidor el usuario podrá participar en el concurso.

TEMATICA

El tema principal del concurso será el "Otoño en Guadalajara", se aceptarán todas aquellas imágenes inéditas relacionadas con esta estación del año, incluyendo temáticas paisajísticas, patrimoniales y gastronómicas siempre respetando la naturaleza del concurso. No se admitirán fotografías procedentes de bancos de imágenes, con derechos de autor o que vulneren los derechos de imagen individual.

NÚMEROS DE OBRAS

Cada participante podrá subir tantas fotografías como desee, pero las obras deberán ser originales e inedias, así como no haber recibido premios en otros concursos. El jurado valorará positivamente la no utilización de filtros en las imágenes y la potenciación de los valores y recursos de la provincia de Guadalajara.

JURADO

Estará compuesto por un miembro del Ayuntamiento de Sigüenza, un miembro de la Sociedad Micológica de Sigüenza y un miembro de Sigüenza Gastronómica.

PRESENTAR IMÁGENES

La participación en el Concurso se podrá llevar a cabo de la siguiente manera:
Todos aquellos que deseen participar deberán subir a la página de Facebook, @AytoSiguenza, desde la pestaña #elotoñosabebien la imagen con la que desean participar. Para subir fotos, la aplicación instalada en la fanpage les pedirá completar un sencillo formulario con su correo electrónico con el fin de informarles, a la finalización del concurso, si han resultado ganador del mismo. Se eliminarán las participaciones inadecuadas. Podrán subirse fotos desde cualquier dispositivo, incluidos móviles y tablets.

4.- GANADORES DEL CONCURSO Y PREMIOS

Una vez finalizado el plazo de subida de fotografías, la fotografía ganadora se decidirá de la siguiente manera: 
Un jurado de tres miembros, compuesto por un miembro del Ayuntamiento de Sigüenza, un miembro de la Sociedad Micológica de Sigüenza y un miembro de Sigüenza Gastronómica, valorará las fotografías señalando las tres que para ellos son las mejores imágenes. Su fallo concederá 3,2 y 1 punto respectivamente. Entre esa selección de fotos, la que más votos haya obtenido en Facebook, tendrá 3 puntos adicionales, 2 la segunda, y 1, la tercera. La puntuación final será la suma de ambas. Si hubiera empate a puntos entre dos fotos candidatas, ganará la que tenga más votos en la red social.

PREMIO

Consistirá en la degustación para dos personas de uno de los menús de las II Jornadas Micológicas, y en una visita guiada a la ciudad del Doncel, recién nombrada como Capital del Turismo Rural 2017, según Escapada Rural.

También, entre todos los votantes, se sorteará un lote de productos seguntinos, para lo que se empleará la herramiente que para ello dispone la app Trisocial.


En el plazo de 10 días naturales los ganadores deberán responder por correo electrónico a la empresa organizadora confirmando su premio. En caso de que el ganador o ganadora no conteste en el plazo indicado para aceptar el premio, si no cumple todas o algunas de las normas de este concurso, o no quiere o no puede disfrutar del premio, el ganador quedará descartado y el premio quedará desierto. El premio no será canjeable por su importe en metálico ni por ningún otro premio.

5.- CESIÓN DE DERECHOS

La participación en el Concurso supone la cesión y autorización expresa de todos los derechos de propiedad intelectual y de imagen sobre las participaciones, de forma que el participante cede al Ayuntamiento de Sigüenza los derechos de explotación de naturaleza intelectual, industrial y/o de imagen que pudieran corresponderle o derivar de las participaciones enviadas para participar en el Concurso.

6.- AMBITO DE VALIDEZ Y DURACIÓN DEL CONCURSO

El presente concurso solo tendrá validez en el territorio de España desde las 00:00 horas del día 11 de noviembre de 2017 hasta las 23:59 horas del 3 de diciembre de 2017, ambas fechas inclusive.

7.- RESERVAS Y LIMITACIONES

Se entenderá, a título enunciativo pero no limitativo, que se produce fraude, cuando se detecta el supuesto uso de aplicaciones independientes al Website; la realización de un abuso de consultas al servidor y todos aquellos comportamientos que puedan resultar aparentemente abusivos y/o malintencionados.
La constatación de cualquiera de estas circunstancias durante el concurso supondrá la descalificación automática del concurso así como la pérdida del premio si se le hubiere otorgado.
El Ayuntamiento de Sigüenza y la Sociedad Micológica de Sigüenza quedan eximidos de cualquier responsabilidad en el supuesto de existir algún error en los datos facilitados por los propios agraciados que impidiera su identificación.
Igualmente no se responsabiliza de las posibles pérdidas, deterioros, robos o cualquier otra circunstancia imputable a correos que puedan afectar al envío de los premios.
El Ayuntamiento de Sigüenza y la Sociedad Micológica de Sigüenza excluyen cualquier responsabilidad por daños y perjuicios de toda naturaleza que puedan deberse a la falta temporal de disponibilidad o de continuidad del funcionamiento de los servicios mediante los que se participa en la promoción, a la defraudación de la utilidad que los usuarios hubieren podido atribuir a los mismos, y en particular, aunque no de modo exclusivo, a los fallos en el acceso a las distintas páginas y envíos de respuestas de participación a través de Internet.
El Ayuntamiento de Sigüenza y la Sociedad Micológica de Sigüenza se reservan el derecho a efectuar cambios que redunden en el buen fin del concurso cuando concurra causa justa o motivos de fuerza mayor que impidan llevarla a término en la forma en que recogen las presentes bases. Así como a aplazar o ampliar el período del concurso, o la facultad de interpretar las presentes bases legales.
Asimismo, Ayuntamiento de Sigüenza y Sociedad Micológica quedarán exentas de toda responsabilidad si concurriere alguno de los casos señalados, así como de cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios que pudiesen ocasionarse durante el disfrute del premio.
El Ayuntamiento de Sigüenza y la Sociedad Micológica de Sigüenza excluyen cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que, a pesar de las medidas de seguridad adoptadas, pudieran deberse a la utilización indebida de los servicios y de los contenidos por parte de los usuarios, y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios que puedan deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada por un usuario.
Está prohibido crear o tener más de un perfil de Facebook. El Ayuntamiento de Sigüenza y la Sociedad Micológica de Sigüenza, se reservan el derecho de invalidar, expulsar, eliminar o no tener en cuenta en el cómputo aquellos perfiles que considere sospechosos de cualquier intento de participación fraudulenta, incluido, a modo enunciativo y no limitativo, el intento de registro de más de un perfil de usuario de Facebook por parte de una persona, creación de perfiles falsos o usurpación de identidad. Asimismo, la empresa organizadora del concurso se reserva el derecho de poner cualquier sospecha en este sentido en conocimiento de la empresa responsable de la plataforma Facebook, para que adopte las medidas que correspondan.

El Ayuntamiento de Sigüenza y la Sociedad Micológica de Sigüenza se reservan el derecho a descargar y excluir del concurso/sorteo cualquier respuesta enviada por los usuarios cuando lo considere oportuno. Así, se reservan el derecho a excluir participaciones que contengan elementos pornográficos o explícitamente sexuales.

8.- PROTECCIÓN DE DATOS

Los datos suministrados por los participantes serán tratados confidencialmente y recopilados en un fichero automatizado de datos de carácter personal, siendo el Ayuntamiento de Sigüenza titular y responsable de dicho fichero, con domicilio social en Plaza Mayor, 4, 19250 Sigüenza, Guadalajara, cuya finalidad será la gestión del presente sorteo y el envío de información comercial que pudiera ser de su interés.
El Ayuntamiento de Sigüenza garantiza el cumplimiento íntegro de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal en el tratamiento de los datos personales recogidos en el presente concurso, en especial por lo que se refiere a la atención del ejercicio de los derechos de información, acceso, rectificación, oposición y cancelación de datos personales de los concursantes.

9.- ACEPTACIÓN DE LAS BASES
.
La simple participación en el concurso implica la aceptación de las presentes Bases y el criterio interpretativo del Ayuntamiento de Sigüenza y la Sociedad Micológica de Sigüenza en cuanto a la resolución de cualquier cuestión derivada del presente concurso, por lo que la manifestación en el sentido de no aceptación de la totalidad o parte de las mismas implicará la exclusión del participante y como consecuencia de ello, el Ayuntamiento de Sigüenza y la Sociedad Micológica de Sigüenza quedarán liberados del cumplimiento de la obligación contraída con dicho participante.

10.- INTERPRETACIÓN DE LAS BASES Y RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS.

La interpretación y el incumplimiento de las presentes Bases se regirán por la legislación española. Cualquier controversia que resultara de la interpretación o cumplimiento de las presentes bases, se someterá a los Juzgados y Tribunales de la provincia de Guadalajara (España).

11.- EXENCIÓN DE FACEBOOK

Facebook no patrocina, avala ni administra de modo alguno esta promoción, ni está asociado a ella. El usuario se desvincula totalmente de Facebook y es consciente de que está proporcionando su información al Ayuntamiento de Sigüenza y la Sociedad Micológica de Sigüenza y no a Facebook. La información que proporcione se utilizará para para comunicarle el premio, y en su caso para enviar información comercial, siempre y cuando lo autorice el interesado.






martes, 14 de noviembre de 2017

LA ARAÑA QUE INVENTO UN BAILE


Estamos en pleno otoño, las noches son más largas y se aproximan los meses más fríos, en estas circunstancias algunos animales silvestres se acercan a nuestros pueblos en busca de calor y alimento. Hoy hablaremos de una araña que empieza a buscar refugio en nuestros garajes y trasteros para beneficiarse del calor de nuestras casas. Aunque su hábitat natural son las zonas boscosas, praderas, montañas, montes pelados y humedales.



Nuestra protagonista es una tarántula, la mayor araña de Europa, conocida comúnmente como araña lobo (Lycosa tarantula). Son animales muy singulares, excelentes corredoras y poseen una visión impecable aunque no pueden mover ninguno de sus ocho ojos, pero gracias a como están situados en sus anatomía obtienen una visión periférica excelente para moverse por el entorno, atrapar sus presas y evitar depredadores. Su color puede ser desde pardo hasta gris oscuro y es muy común que tengan una mancha en forma de guitarra en el abdomen.




La hembra de la araña lobo vive la mayor parte de su vida en su cueva, desde la que caza agazapada en la entrada. Sin embargo, los machos recorren el territorio en busca de hembras y presas. Su alimentación es principalmente insectívora y sus técnicas de caza son muy variadas, puede perseguir a su presa o bien esperar su oportunidad emboscada preparada para abalanzarse sobre ella.  La cueva es una galería vertical que puede llegar a una profundidad de 30 cm y su entrada suele estar forrada de hierbas y palitos unidos con seda, formando un pequeño embudo, la altura del embudo sirve al macho para evaluar la idoneidad de una hembra. además les indica las probabilidades de ser devorado por la hembra después de la copula, puesto que cuanto más alta sea la protección, mejor alimentada está la araña hembra y menos posibilidades hay de que esté hambrienta y así sobrevivir después del apareamiento. 




Aunque venenosas, su veneno está diseñado para atacar insectos y su picadura no suele ser más dolorosa que la de una abeja. Se sabe que la ulceración de piel que causa en los humanos se debe a la acción de las bacterias que infectan la herida. Por lo general, los síntomas más comunes de su picadura son ardor, picazón y dolor moderado. 

Por lo que resulta curiosa la leyenda negra que existe sobre su picadura desde tiempos remotos. Durante la Edad Media, se creía que para curarse de la "locura" que producía el veneno de la picadura de la araña lobo, había que bailar. En Italia de esta superstición nació en baile de la "Tarantela". 




El erudito jesuita Athanasius Kircher en el siglo XVII nos cuenta que la "Tarantela" es un baile curativo y bailar la "Tarantela" salvaba la vida a los campesinos picados por la araña lobo, según el siguiente proceder. Una vez picado por la araña, se convocaba a los músicos del lugar para que acudieran a casa de esa persona. Este se tendía en su cama y a su lado los músicos empezaban a tocar, hasta que veían agitarse una mano o un pie del atarantado entonces el enfermo se ponía en pie y bailaba, porque bailar le aliviaba el dolor. Si los músicos se detenían los dolores retornaban, debía bailar dos días seguidos, en el baile a veces imitaba los gestos de una araña o los aspavientos para alejarla, como es de suponer los músicos iban turnándose, y al final de estos dos días el enfermo acababa extenuado y curado. 




Podéis verlo en este enlace https://youtu.be/5ZJoQxDXwDI

En España hay una tradición parecida, pero para que la persona picada por la araña lobo bailara se usaban algunos bailes populares, como jotas y fandangos, tocados a un ritmo más vivo de lo habitual. Como testimonio de esta superstición, en la zarzuela "La Tempranica", el personaje del gitanillo Grabié canta mientras baila un zapateado:

"...Zerá que a mi me ha picao
la tarántula dañina,
y por eso me he quedao
más dergao que una sardina. 
¡Te coman los mengues,
mardita la araña
que tié en la barriga
pintá una guitarra!
Bailando se cura tan jondo doló.
¡Ay! ¡Mal haya la araña que a mí
me picó..."

Otras curiosidades de la araña lobo:

- Al igual que los ojos de los gatos, los ojos de la araña lobo son capaces de reflejar la luz en ambientes de poca iluminación.
- La velocidad que alcanza una araña lobo es de 2'16 Km/h.
- Las arañas lobo son capaces de recorrer distancias cortas sobre el agua.



viernes, 10 de noviembre de 2017

JORNADAS MICOLÓGICAS DE SIGÜENZA



XVI JORNADAS MICOLÓGICAS DE LA
SOCIEDAD MICOLÓGICA DE SIGÜENZA



El fin de semana del 11 de noviembre comienzan las II Jornadas Micológicas de Sigüenza para poner en valor uno de los tesoros más apreciados de la comarca de la Sierra Norte de Guadalajara, sus excelentes setas. 

A pesar de la meteorología poco favorable para la búsqueda de setas de este otoño desde la Sociedad Micológica de Sigüenza en colaboración con Sigüenza Gastronómica (Ayuntamiento de Sigüenza) queremos seguir inculcando la afición a la micología y su faceta gastronómica, al igual que el respeto y cuidado del medio natural.

Desde la Sociedad micológica contribuiremos a estas jornadas con nuestra XVI exposición de ejemplares frescos que se celebrará los días 25 y 26 en la Ermita del Humilladero, Paseo de la Alameda 1, donde se podrán contemplar los ejemplares allí expuestos y todos los aficionados tendrán ocasión de preguntarnos dudas y consultarnos cualquier tema relacionado con el mundo de las setas.


Durante los fines de semana que van desde el 11 de noviembre hasta el 3 de diciembre, periodo de duración de las II Jornadas Micológicas de Sigüenza, en 13 establecimientos de hostelería situados en Sigüenza, Alcuneza y Pelegrina podrán degustarse distintos menús, raciones y pinchos en los cuales las setas serán una parte importante de los mismos.





Este año las jornadas micológicas coinciden con la III Semana de la Música en Sigüenza y con los últimos viajes del Tren Medieval, por lo que todos los visitantes y, por supuesto, todos los seguntinos podremos disfrutar de una gran experiencia medio ambiental, cultural y gastronómica.


 Para finalizar tenemos una sorpresa este año el Ayuntamiento de Sigüenza, en colaboración con la Sociedad Micológica de Sigüenza, lanza el concurso fotográfico denominado #ElOtoñoSabeBien con el fin de promocionar y difundir en redes sociales las Jornadas Micológicas a celebrar los días 11, 12, 18, 19, 25 y 26 de noviembre y 2 y 3 de diciembre.


Pero de este tema hablaremos dentro de unos días y daremos todas las indicaciones necesarias para participar en él.

La iniciativa de las Jornadas Micológicas de Sigüenza corresponde a Sigüenza Gastronómica (Ayuntamiento de Sigüenza) y la Sociedad Micológica de Sigüenza. 

Colaboran: CEOE, Fundación Martínez Gómez Gordo y Universidad de Alcalá y 

Patrocinan: Mahou, Sierra Benito SL, Azpilicueta, AES, Atienza Embutidos, Pastelería Venus, Embutidos El Doncel y DeSpelta.

¡¡¡ OS ESPERAMOS Y SEGURO QUE DISFRUTAREIS DE SIGÜENZA!!!




miércoles, 8 de noviembre de 2017

EL BUITRE SABIO


Termina el verano y llega el momento de despedir a algunos amigos que nos han acompañado desde el principio de la primavera.  Hoy decimos adiós al “Buitre Sabio”, que no es otro que el buitre más pequeño y llamativo que podemos observar en la Península Ibérica, el Alimoche (Neophron percnopterus).



Antiguamente, antes de la mitad del siglo XX, las poblaciones de alimoches eran tan grandes que se las podía ver con facilidad en los basureros y los tejados de la mayoría de pueblos de España. Los alimoches realizan una gran labor de limpieza de posibles focos de enfermedades transmitidas por cadáveres de animales muertos o por los propios desperdicios que generamos los seres humanos. 



El alimoche suele ser de los últimos animales en probar las carroñas de las que se alimenta, ya que su pico no tiene la suficiente fuerza para desgarrar las pieles de los animales muertos, su estrategia consiste en esperar a que otras especies mayores, como es el buitre leonado, hayan acabado con casi toda la carne y entonces acude para engullir las pocas pieles y restos de carne que quedan enganchados entre los huesos o por el suelo. Complementa su dieta con insectos y pequeños animales, así como todo tipo de desechos y heces animales. Además son visitantes habituales de los vertederos donde se alimentan de basuras humanas. 



Como podéis ver todos los desperdicios de los demás son aprovechados por los alimoches y  como les agradecimos durante gran parte del siglo pasado esta increíble y necesaria labor que tanto nos beneficia, pues recibiéndolos con cebos envenenados o a tiros. Menos mal que gracias al trabajo de concienciación que durante muchos años se ha realizado las poblaciones de alimoche se van recuperando.

¿Por qué fue tan importante el alimoche en la vida de Félix Rodríguez  de la Fuente?


La historia comienza cuando el Barón Hugo Van Lawick se instaló en Tanzania donde se dedicaba a estudiar y a fotografiar la fauna de la mano de su mujer, la primatóloga, Jane Goodall. Este observo a los alimoches comer huevos y la sorprende la técnica que utilizan, si los huevos son pequeños y pueden cogerlos con el pico los rompen levantándolos con el pico y lanzándolos contra las rocas pero cuando son muy grandes y no pueden cogerlos con el pico, como ocurre con los huevos de avestruz, entonces logran romper la gruesa cáscara tomando una piedra y lanzándola repetidamente hasta que el cascarón se rompe. Entonces Hugo Van Lawick lanzo un pequeño desafío a otros naturalistas, quería saber si tan curioso comportamiento lo aprendían de los adultos o era congénito.



Félix decidió aceptar el reto y cogió del nido una cría de alimoche cuando aún no sabía volar y lo crió en cautividad en un pequeño cercado del cañón del río Dulce. Al pequeño alimoche lo llamo Gaspar y preparo un experimento que consistía en fabricar un falso huevo de avestruz y ver si Gaspar era capaz de romper el huevo arrojándole piedras como hacen sus congéneres en África, a pesar de que nunca había visto uno de estos huevos ni a nadie usando tan concreta técnica. El experimento fue un éxito, como puede verse en el documental del Hombre y La Tierra: “El buitre sabio” del año 1978. De esta forma Félix pudo demostrar que el alimoche tenía una prodigiosa memoria genética, aquella con la que se nace y nadie te enseña.  

Os dejo una ilustración humorística de PAU en la que trata el tema del Alimoche y los huevos de avestruz. Si queréis saber más sobre este gran ilustrador y humorista balear solo tenéis que visitar su web www.escapula.com 


Para finalizar recomendar a todos los que no hayan visto el documental que lo vean aquí os dejo el enlace:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/el-hombre-y-la-tierra/hombre-tierra-fauna-iberica-buitre-sabio/3297017/

Me despido deseándoles a nuestros amigos los alimoches un buen viaje y un mejor regreso la primavera que viene.





martes, 7 de noviembre de 2017

INCENDIOS FORESTALES. EL MONTE EN PELIGRO

El pasado 16 de julio se cumplían 12 años del comienzo del incendio de La Riba de Saelices. 




La trágica historia comienza por culpa de la estupidez de unas personas que se empeñaron en realizar una barbacoa a pesar de que fueron advertidos para que no la efectuaran por el fuerte viento que hacía. 

Consecuencia, murieron 11 personas pertenecientes al retén contra incendios
de Cogolludo y se quemaron 12.887’37 Ha, o como dicen mucho en televisión 
el equivalente a 25.774 campos de fútbol, de las cuales 12732’73 Ha fueron de masa forestal. Este incendio permaneció activo desde el día 16 hasta el día 20 y no fue considerado sofocado totalmente, por miedo a que los rescoldos pudieran volver a activarlo en algunos lugares, hasta el día 2 de agosto según fuentes del Ministerio de agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.


Estos antecedentes son importantes porque estamos en el mes de agosto, que es históricamente el mes donde se alcanza el número máximo de siniestros, seguido de julio y septiembre. Pero sobre todo porque si tomamos los datos de la última década (2001-2010) de los 170.822 incendios que se produjeron en España más del 78% fueron causados por personas. Para ser más exactos 93.489 fueron intencionados, 39.825 causados por negligencias como la de los excursionistas de La Riba de Saelices, 26.267 por causas desconocidas (aquí puede que más de uno tengan como causa la mano de los seres humanos), 7.499 causados por rayos y 3.742 por reproducción de fuegos que se creían extinguidos.

Por lo tanto, y con estos datos, creo que es muy necesario que nos sensibilicemos sobre el peligro que podemos generar no solo al medio ambiente sino también a la vida de muchas personas. Siguiendo con los datos en esa década (2001- 2010) por culpa de los incendios forestales en España fallecieron 68 personas, 51 miembros del personal de extinción de incendios y 17 ciudadanos ajenos al personal de incendios. La mayoría de estas 17 personas fallecieron intentando huir del incendio  o atrapados en sus viviendas como ocurrió en los incendios de Riotinto (Huelva) en 2004 o Arenas de San Pedro (Avila) en 2009.

Recordar que los incendios accidentales se originan a partir de colillas, vidrios abandonados que hacen efecto lupa, barbacoas, incendios en viviendas cercanas al monte, quema de rastrojos, fuegos artificiales,…Es importante tener mucho cuidado donde aparcamos el coche ya que la alta temperatura que alcanza el catalizador puede provocar que si hay hierbas debajo de nuestro vehículo estas comiencen a arder.


Debemos recordar que el monte es vida, en él viven árboles, arbustos, pequeñas plantas, animales y hongos. Y no solamente viven en él, sino que necesitan de él para vivir. Cuando ha pasado un incendio por el monte el silencio se apodera de él, os puedo asegurar que es espeluznante esa sensación de muerte, ese silencio denso que se siente en un monte arrasado por el fuego porque todos los animales han desaparecido y ni siquiera quedan hojas por las que el viento pueda silbar ya que las plantas, arbustos y árboles ya no están. En poco tiempo se ha destruido lo que la naturaleza ha tardado tantos años en crear. La regeneración de un bosque después de un incendio está estimada en 130 años de media.

Y no todo termina cuando el fuego ha sido apagado, las funestas consecuencias de un incendio forestal perduran muchísimo tiempo y no solamente en el lugar donde se ha producido sino también en zonas más o menos cercanas al lugar siniestrado. Pensar que con el fuego aumenta tanto la temperatura del suelo que mata a todos los microorganismos que vivían en él y la materia orgánica ya no se transforma y el suelo pierde fertilidad con lo que es más difícil que vuelva a crecer el bosque. Se ha eliminado toda la vegetación que sujetaba el suelo y cuando llueve tras el incendio el agua corre con más facilidad por la superficie, arrastrando el suelo y las cenizas, estas son arrastradas y terminan en arroyos y ríos llegando a contaminarlos y eliminando mucha fauna y flora de esos ríos. Además esas  lluvias pueden provocar deslizamientos de tierras que pueden afectar a poblaciones o construcciones cercanas.


Recordar que si os encontráis en medio de un incendio forestal nunca debéis huir ladera arriba, salvo que esté muy despejado, ya que si hay combustible el fuego corre más que nosotros. Tampoco huiremos por una vaguada, el fuego sube por ella como por una chimenea y a gran velocidad. Lo que haremos será intentar bordear el fuego buscando un punto con menos fuerza para pasar a un claro o una carretera.
Hace unos años el ministerio de medio ambiente puso en marcha una campaña de sensibilización contra los incendios forestales con obras de teatro infantiles, si alguna compañía, colegio, grupo de teatro o asociación quiere representarlas se las puedo hacer llegar. Es otra forma de ayudar a proteger nuestros bosques y concienciar a las generaciones futuras.
Para finalizar quiero que este articulo sea un homenaje a todas las personas que año tras año combaten los fuegos forestales (Agentes de forestales, bomberos, retenes, voluntarios, etc.…). Gracias de corazón por vuestro esfuerzo y por arriesgar la vida cada vez que por desgracia tenéis que actuar para extinguir un incendio.


viernes, 14 de julio de 2017

MAS RESPETUOSOS QUE NUNCA CON EL MEDIO NATURAL



Estamos ya en plena época estival y las temperaturas invitan a pasar mucho tiempo en contacto con la naturaleza, disfrutando al aire libre. Pero debemos también darnos cuenta que a la vez es uno de los períodos del año en que nuestros ecosistemas son más vulnerables. Estamos en momentos cruciales de los ciclos reproductores de la mayoría de las especies silvestres y por ese motivo debemos de ser muchísimo más respetuosos que nunca con el medio natural. Dando por supuesto, que debemos tener un especial cuidado, en nuestras actividades al aire libre, para no provocar ningún tipo de incendio forestal, hay otras cosas que debemos tener en cuenta sobre todo porque la mayoría de las personas las hacen con buena fe, sin darse cuenta que no están actuando de la forma más correcta.


Comencemos por intentar “salvar” a esas indefensas crías que han sido abandonadas por sus padres. El error más típico es recogerlas para salvarlas de posibles predadores y de lo que consideramos una muerte segura, que en la mayoría de las veces es lo que vamos a provocar al llevarnos las desamparadas criaturitas de su entorno natural. Veamos varios ejemplos, el más habitual es el pobre pajarito que se ha caído del nido porque no sabe volar, nos lo llevamos a casa para intentar salvarlo y la mayoría de las veces termina muriéndose porque no hemos conseguido que coma o porque no hemos dado con la alimentación adecuada para la especie que es. ¿Qué debemos hacer entonces? Pues lo más lógico es dejarlo donde lo hemos encontrado ya que los padres andarán cerca y lo alimentaran aunque este en el suelo; solamente debemos tocarlo si vemos que corre riesgos inmediatos, como el ser atropellado porque ha caído en una calle transitada por vehículos o en un lugar que puede ser comido por perros o gatos, si estamos en este caso lo que debemos intentar es depositarlo en un lugar seguro en las cercanías, subirlo a una rama de un árbol o a una tapia pero siempre cerca del lugar donde lo hemos hallado. Solamente debemos llevárnoslos si apreciamos alguna fractura o lesión.


Otro también muy habitual es el pequeño corcino (cría del corzo) que encontramos tumbado en la sombra de algún arbusto o en algún ribazo, miramos por los alrededores y no vemos a la madre, pensamos está abandonado. Pues suele ser un grave error porque es casi seguro que la madre no anda muy lejos aunque nosotros no podamos verla, solo si estamos seguros de que la madre ha muerto, por ejemplo por un atropello, debemos llevarnos al pequeño corzo. Los corcinos en cautividad es muy difícil que salgan adelante y los que lo consiguen no pueden ser reintroducidos al medio natural ya que se han acostumbrado al ser humano y pierden su instinto de defensa y huida, además los machos criados en cautividad, al ser animales, muy territoriales no dudan en atacar a cualquier persona que entra en su territorio como puede ser el corral donde se ha criado.


Otra causa de gran mortandad entre los animales silvestres son los perros sueltos, los perros son animales curiosos por naturaleza y si los llevamos sueltos pueden producir muertes accidentales de mucha crías, además de ocasionarnos una multa por parte de agentes de medioambiente o por el SEPRONA. Ver las leyes o normativas de cada lugar por el que paseéis con vuestro perro porque en mucho lugar llevarlo suelto está prohibido, por ejemplo en parques naturales como el río Dulce. La ley dice: “Cuando los perros que transiten por terrenos cinegéticos se alejen de la persona que va a su cuidado más de 50 metros en zonas abiertas desprovistas de vegetación, aun cuando permanezcan a la vista de la misma, o más de 15 metros en zonas donde la vegetación existente sea susceptible de ocultar al animal de su cuidador, se considerará que los perros vagan fuera del control de la persona que los vigila (Art. 30 del Decreto 506/71, de 25 de Marzo, por el que se aprueba el reglamento para la ejecución de la Ley 1/1970, de 04 de Abril)
También es el momento que los pueblo se llenen con las personas que vienen a pasar los meses de más calor huyendo de las grandes ciudades, en estos días es muy importante no verter en fuentes, pilones o albercas rurales ningún tipo de producto químico así como jabones, detergentes, etc., y si se limpian en acciones como hacenderas vecinales nunca vaciar por completo el pilón para limpiarlo, sino dejar siempre al menos unos 5 cm de lámina de agua para que los animales que allí viven puedan seguir haciéndolo. Es especialmente importante llevar mayor precaución durante los primeros días de calor de primavera y los últimos de verano de no pasear con niños, ni animales domésticos por zonas frescas con herbazales y zarzales cerca de muros de piedra o cerradas, ya que allí el peligro de picadura por víbora se incrementa, aunque en nuestra zona esta especie es escasísima, y la mayoría de las veces son culebras totalmente inofensivas y que comen muchísimos ratones las que son muertas pensando que son víboras, una puntualización aunque sean víboras no hay que matarlas y recordad que la mayoría de los reptiles están considerados especies protegidas en España.


Y para finalizar la última recomendación es moderar la velocidad por las carreteras rurales para evitar atropellos. Especialmente a primeras horas de la mañana ya que se asolean en el asfalto lagartos y culebras, muchos animales con hábitos nocturnos vuelven a sus refugios después de una noche buscando alimento y cruzan por estas vías y muchas aves insectívoras se lanzan al asfalto a capturas insectos;  y en noches mucho cuidados con los atropellos a animales que son cegados o asustados por los faros de los coches y cruzan o se quedan inmóviles en la carretera y especialmente en las noches lluviosas ya que por estas carreteras transitan salamandras, sapos y ranas.

Agradezco el asesoramiento de Jorge Atance Sierra en referencia a reptiles y anfibios, así como la preciosa fotografía del corcino tumbado de Jacinto Lopez Beltrán. 

miércoles, 17 de mayo de 2017

El Cárabo y la mala poda de la Alameda Seguntina


“Conocer nuestra ignorancia es la mejor parte del conocimiento” (Proverbio chino)

El pasado 29 de Marzo se cometió una tropelía en la Alameda de Sigüenza. 

Se sabe, o los responsables de realizar las podas deberían saber, que ciertas especies de árboles como son los nogales, chopos, abedules, arces, etc., se deben podar en invierno, porque si se realiza la poda en primavera o verano cuando mayor cantidad de savia circula por ellos, pierden mucha de esta savia ya que, como se dice comúnmente, sangran mucho y es más difícil su cicatrización. Este es el motivo por el cual se recomienda la eliminación de las ramas secas, dañadas o molestas a finales del otoño o principio del invierno, nunca en primavera. Además, se recomienda hacerlo en varios años para no eliminar muchas ramas, ya que si eliminamos muchas ramas eliminamos mucha copa y esto implica que para el futuro más inmediato hemos suprimido el lugar donde deberían brotar muchas hojas que son la fábrica de la savia, y por lo tanto, de alimento para nuestros árboles. Además en los álamos blancos la floración se da justo antes que el brote de las hojas y se han cargado la mayoría de la floración y, en consecuencia, sus frutos que sirven de alimento a muchas de las aves que habitan en la alameda seguntina. Esperemos no tener que llorar la muerte de los que son posiblemente los árboles más viejos de nuestro parque más emblemático por semejante actuación.

Así han quedado nuestros álamos blancos 

Además, si entre esos viejos Álamos blancos (Populus alba) está incubando, como lo lleva haciendo muchos años, sus huevos una rapaz nocturna, en este caso nuestra protagonista, el daño aún es mayor y también se está incumpliendo la ley 42/2007 en su artículo 54 párrafo 5:
Queda prohibido dar muerte, dañar, molestar o inquietar intencionadamente a los animales silvestres, sea cual fuere el método empleado o la fase de su ciclo biológico. Esta prohibición incluye su retención y captura en vivo, la destrucción, daño, recolección y retención de sus nidos, de sus crías o de sus huevos, estos últimos aun estando vacíos, así como la posesión, transporte, tráfico y comercio de ejemplares vivos o muertos o de sus restos, incluyendo el comercio exterior.”

Toda esto es algo que parece ser ignora el responsable de Parques y Jardines del ayuntamiento de Sigüenza, esperemos que desde hoy lo tengan en cuenta, desde el consistorio actual y también los futuros que deben cuidar del patrimonio cultural y natural de Sigüenza, dentro del cual esta nuestra Alameda, sus árboles y todos los animales que viven y crían en ella.

Cárabo cría en primer plano y adulto detrás.

Pero conozcamos mejor a nuestro protagonista el “cárabo”. Es probablemente una de las especies más difíciles de localizar en libertad debido a su cuerpo compacto y rechoncho, con un plumaje extraordinariamente críptico que le permite pasar totalmente desapercibido cuando se pega a la corteza de los árboles. Es un ave de tamaño mediano entre 35 y 45 cm de longitud. Lo primero que nos llama la atención cuando observamos a un cárabo común es su voluminosa cabeza desprovista de los característicos penachos de plumas de las rapaces nocturnas, que los observadores inexpertos confunden con las orejas y no lo son, y unos enormes ojos negros que le confieren una mirada fría casi lúgubre. Su cuello, extrañamente flexible, permite a esta ave girar la cabeza casi completamente, de manera que su cara puede mantenerse dirigida hacia un observador que se mueva a su alrededor.

Ave de parques, jardines y bosques densos, caza de noche y duerme de día, como casi todas rapaces nocturnas. No construye nido utiliza el agujero de un árbol viejo, de ahí la importancia de mantener vivos estos viejos árboles que quedan en nuestra alameda,  o el nido de alguna ardilla y en raras ocasiones algún edificio viejo. La puesta se realiza entre febrero-abril, preferiblemente en marzo; se alimenta de pequeños mamíferos, especialmente ratones, topillos, ratas jóvenes, musarañas y algunas veces caracoles, gusanos e insectos. El canto del cárabo es un canto lúgubre y eso le ha llevado a protagonizar muchas leyendas y falsos mitos. Aparece incluido en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas en la categoría “De interés especial”.


Esperemos que esta poda a destiempo no nos prive en un futuro de nuestro cárabo, ni de nuestros viejos álamos.